Nuestros burros

En Senda elegimos el camino lento. ¡Y qué mejores compañeros de viaje para

andar este camino que nuestros burros! 

No son cualquier burro

Paco, Lupe y compañía son unos burros especiales.

Contamos con dos razas de burro autóctonas de nuestro país, la Zamorano-leonesa y la de las Encartaciones. Ambas razas se encuentran en peligro de extinción debido al abandono del uso de estos animales para las tareas del campo. Por ello, numerosas asociaciones colaboran en la conservación de estos animales tan vitales para nosotros en otras épocas.

En Senda queremos promover la conservación de estos animales a través del ecoturismo, por lo que contamos con estás asociaciones para elegir a nuestros burros.

 

Si quieres conocer más de ellos, sigue leyendo aquí.

¿Dónde viven nuestros burros?

A los burros les gusta vivir en grupo, en familia. Esta es la razón por la que viven en un espacio común y no separados en boxes, como suele ser costumbre en los picaderos de caballos.

En "La Matorra", la finca de nuestros panaderos más queridos  @panaderiadeVieda (www.panaderiadevieda.comcuentan con una cuadra de 50 m2 y una finca de 1 Ha para poder correr, pastar y jugar entre ellos, y nunca les falta una buena hogaza de pan artesano del día anterior.

 

Cuando la hierba escasea, comenzamos la mudanza y, con Lupe a la cabeza, nos movemos a fincas repartidas por todo el valle para poder aprovechar otros espacios. Sus costumbres hacen de estos animales una especie ideal para mantener limpias fincas, pastos y montes, por lo que nuestros paisanos están encantados de contar con el equipo para dejar sus fincas perfectamente segadas.

Pon un burro en tu camino

No montamos en nuestros burros, sino que nos acompañan caminando y llevando nuestras mochilas.

La experiencia de pasear con un burro es sorprendente. La cultura popular pinta a estos animales como testarudos y tontos, pero nada más lejos de la realidad. Son unos animales muy cariñosos e inteligentes, les encanta compartir el tiempo acicalándose, jugando o simplemente descansando junto a los demás.

 

Toda persona que nos acompaña en alguna de nuestras jornadas acaba enamorada de nuestros compañeros, que se dejan querer tan fácilmente. ¿Te vienes a comprobarlo?

 

Elige tu experiencia burril.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Senda naturaleza 2012